Skip to main content

An: Miembros de la junta directiva de LaFargeHolcim, y miembros del Parlamento y Consejo del Cantón de Vaud

Apoyo para la ZAD de la Colline

Apoyo para la ZAD de la Colline

Deutsche Version: http://act.campax.org/p/zad-de-la-colline-de
Version française: http://act.campax.org/p/zad-de-la-colline-fr
English version: http://act.campax.org/p/zad-de-la-colline-en
Versione italiana: http://act.campax.org/p/zad-de-la-colline-it

En Suiza, a pocos kilómetros de Lausana, la cementera multinacional LaFarge Holcim busca ampliar la explotación de la cantera de piedra caliza que excava y ataca la colina del Mormont. Amenaza con tragarla y con ella su bosque protegido, su biodiversidad única, su historia y la tierra cultivada que se encuentran allí. La firma está acostumbrada a este tipo de agresiones. Más de 120 casos de violaciones ambientales y de derechos humanos cometidos actualmente por ella están documentados en 34 países.

La meseta de la Birette es un área de valiosa biodiversidad. Tiene una flora atípica que incluye muchas especies protegidas, incluidas especies raras de orquídeas. También es de gran importancia arqueológica e histórica. Además, la piedra caliza arrancada del suelo contribuirá a las colosales emisiones de CO2 de LaFargeHolcim y del sector del cemento responsable del 12% de las emisiones globales. En Suiza, Holcim Suiza es la empresa que más CO2 emite del territorio.

Dado que los recursos legales interpuestos no garantizan la paralización del proyecto, les ocupantes de la ZAD (Zona A Defender) de la colina decidieron bloquearlo con el fin de defender la biodiversidad, la agricultura de subsistencia, el patrimonio cultural y el clima contra la industria del cemento. Se oponen al acaparamiento de tierras, a la explotación desenfrenada de recursos cuya transformación y uso daña el medio ambiente, la salud y los derechos humanos, a través de la ocupación física del lugar. Esta ZAD también busca entender y combatir el sistema destructivo social y ambiental del que forma parte este proyecto.

Warum ist das wichtig?

Holcim presentó muy recientemente una queja contra la ZAD. La cuenta atrás ha comenzado.

La lucha por salvar el cerro es emblemática. Es la de lo viviente defendiéndose del sistema que les oprime; este sistema en el que las multinacionales y su carrera por el lucro engendran destrucción y explotación. Les ocupantes luchan por la vida, por el agua, por la tierra: por la belleza del paisaje y las tierras fértiles; por reconocer los derechos de los elementos no humanos. Por desafiar la explotación de recursos no renovables y combustibles fósiles y el crecimiento ilimitado. Están luchando por nuestro futuro y él de elles. Y por este cerro único.

La ZAD no es solo un lugar de resistencia. También es un espacio de convergencia y un medio colectivo, inclusivo y experimental de dar vida a aspiraciones innovadoras. Al crear este lugar de encuentro para la salvaguarda de la colina, les ocupantes también están creando una brecha en el muro de concreto que separa el mundo actual del que queremos juntes. Elles apoyan otras formas de producir, consumir y vivir. Esta grieta es la de las posibilidades, la de un lugar creativo y benévolo donde experimentamos nuevas formas de convivencia, la de un imaginario de la comunidad a crear, en perpetuo cuestionamiento para explictiar y concretar nuestros valores comunes.

Nosotres, personas y colectivos con diferentes sensibilidades pero decidides a defender este lugar y lo que representa, afirmamos nuestro apoyo a la ZAD de la Colline.

Aurélien Barrau, astrofísico, profesor de la Universidad de Grenoble-Alpes e investigador del CNR
Laila Batou, abogada
Dominique Bourg, filósofo, profesor de la Universidad de Lausana
Lukas Aramis Bühler, contratista de sostenibilidad
Béatrice Camurat Jaud, cineasta
Vinciane Despret, filósofa, profesora de la Universidad de Lieja
Laëtitia Dosch, actora
Jacques Dubochet, premio Nobel de química
Jean-Marc Ducotterd, presidente de la Asociación para la Protección y Recuperación de Tortugas, Chavornay
Annabelle Ehmann, activista climática
Txetx Etcheverry, activista Emergencia climática Justicia social
Isabelle Fremeaux, activista y autora
Pierre-Henri Gouyon, profesor del Museo Nacional de Historia Natural, AgroParisTech y ENS
Antoine Guisan, botánico coautor de uno de los informes del IPCC
Jean-Paul Jaud, cineasta
John Jordan, activista y autor
Massa Koné, agricultor y portavoz de la convergencia de Malí contra el acaparamiento de tierras
Bill McKibben, periodista y activista, Premio Nobel alternativo
Anne Mahrer, ex consejera national suiza
Laurence Martin, vicepresidente de los Abuelos por el Clima Suiza
Baptiste Morizot, profesor-investigador en filosofía, Universidad AMU
Payal Parekh, activista por la justicia climática
Carola Rackete, capitana de barco y activista
Philippe Roch, ex director de la Oficina Federal Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje y secretario de Estado de Medio Ambiente
Asti Roesle, analysta financiera
Stephanie Roth, directora de redes OPEN, Premio medioambiental Goldman
Philippe de Rougemont, presidente de Salir de la energía nuclear Suiza, coordinador de Noé21
Julia Steinberger, profesora de economías ecológicas y ecología social en la Universidad de Lausana
Juan Tortosa, portavoz de CADTM Suiza
Josef Zisyadis, copresidente de Slow Food Suisse, director de la Semaine Suisse du Goût (Semana Suiza del Sabor)
Pierre Zwahlen, Miembro del Parlamento del cantón de Vaud, presidente de la Plataforma Suiza de la Agenda 2030

Kategorie

Neuigkeiten

2020-11-20 14:27:37 +0100

10 Unterschriften erreicht