An: Sociedad Suiza de Empresarios-Constructores

Tomen en serio la protección de la salud y regulen el trabajo en caso de altas temperaturas

Tomen en serio la protección de la salud y regulen el trabajo en caso de altas temperaturas

Las olas de calor cada vez más frecuentes e intensas en Suiza ponen en peligro la salud de los trabajadores de la construcción. Esto queda demostrado por las numerosas noticias en la prensa. Desde hace años la Sociedad de Empresarios-Constructores se niega a implementar normas obligatorias y de común aplicación para el trabajo en caso de altas temperaturas. De esta manera evade asumir su responsabilidad por la salud de los trabajadores de la construcción. Los ejemplos en Vaud, el Tesino o en Austria han demostrado que es posible implementar soluciones. Sin embargo, con su actitud de rechazo la Sociedad de Empresarios-Constructores impide una normativa clara que proteja la salud de los trabajadores de la construcción.

Warum ist das wichtig?

La Sociedad de Empresarios-Constructores es la organización patronal cuyos miembros emplean la mayor cantidad de trabajadores que realizan trabajos físicamente exigentes al aire libre y soportando altas temperaturas.

A pesar de que haya recomendaciones y directrices sobre el trabajo en caso de altas temperaturas de parte de la SECO (Secretaría de Estado de Economía) y del SUVA (Instituto Suizo del Seguro de Accidentes), la realidad en las obras de la construcción en Suiza demuestra que los patrones no pueden o no quieren respetarlas.

Por eso son necesarias reglas claras y obligatorias para el ramo de la construcción. Solo así se puede proteger la salud de los trabajadores. Debido a su importancia, peso político y función histórica de interlocutor social, la Sociedad de Empresarios-Constructores ocupa un rol de cabecera. La presión en los plazos y costes no deben servir de excusa. Hay que encontrar soluciones de común aplicación a fin de que los empleadores puedan asumir su responsabilidad y los trabajadores estén protegidos.

Las vías existentes para implementar soluciones demuestran que esto es posible. No tiene sentido que los constructores de carreteras en el Tesino, los trabajadores de la construcción en Vaud o en Austria sepan cuando pueden suspender su trabajo para proteger su salud mientras parece inviable encontrar una solución que rija en lugares como Zúrich, Basilea o Sion. Por eso exigimos que la Sociedad de Empresarios-Constructores asuma su responsabilidad y abandone su actitud de bloqueo. Que construya el futuro en una Suiza cada vez más calurosa.

Kategorien